2007

21 de mayo de 2007

Deutsche Bank se une a un programa para reducir el consumo de energía en grandes ciudades

Deutsche Bank se ha unido a la Iniciativa Climática de Bill Clinton y a una coalición de ayuntamientos y empresas del sector privado para lanzar un programa pionero destinado a reducir el consumo de energía en edificios de 15 ciudades de todo el mundo.

Como parte del programa, Deutsche Bank se ha comprometido a financiar proyectos de eficiencia energética por valor de 1.000 millones de dólares en edificios de Bangkok, Berlín, Chicago, Houston, Johannesburgo, Karachi, Londres, Melbourne, Ciudad de México, Nueva York, Sao Paulo, Roma, Seúl, Tokio y Toronto.

“El cambio climático es, probablemente, el asunto más importante de nuestra época”, afirma Seth Waugh, CEO de Deutsche Bank Americas. “Estamos satisfechos de poder aprovechar nuestra experiencia en los mercados financieros internacionales para ayudar a encontrar soluciones sostenibles que respondan a las necesidades del mercado en lugar de intentar solucionar los problemas con ayudas parciales”.

“El cambio climático es un problema global que requiere acciones locales,” comenta el ex presidente de los EEUU Bill Clinton. “Las empresas, bancos y ciudades que se han unido a mi fundación están actuando sobre el calentamiento global porque es lo correcto, pero también porque es bueno para sus balances. Van a poder ahorrar dinero y obtener beneficios, crear puestos de trabajo y además, todos juntos, tendrán un gran impacto colectivo sobre el cambio climático. Estoy orgulloso de ellos por tomar la iniciativa en un aspecto tan importante como es el cambio climático y les agradezco su compromiso con esta nueva iniciativa”.

El programa de eficiencia energética ofrecerá financiación que permitirá a las ciudades y a los propietarios de edificios privados llevar a cabo auditorías energéticas y modificar los edificios para hacerlos energéticamente eficientes, sin ningún desembolso de capital inicial. Los préstamos se devolverán con los intereses del ahorro de energía generado por los proyectos. Además, Deutsche Bank, ABN Amro, Citigroup, JPMorgan y UBS han acordado ofrecer financiación por importe de 1.000 millones de dólares para el programa, duplicando conjuntamente el mercado de instalaciones energéticas en edificios.

Las áreas urbanas son responsables de aproximadamente el 75% de todo el gasto energético y las emisiones de gases invernadero en el mundo. Los edificios representan casi el 40% de las emisiones de gases invernadero del planeta, y en ciudades como Nueva York y Londres, esta cifra se aproxima al 70%. El programa de eficiencia energética proporcionará acceso a los fondos necesarios para modificar los edificios existentes con sistemas más eficientes energéticamente, que permitirán un ahorro de energía de entre el 20 y el 50%.

Deutsche Bank mantiene desde hace tiempo un compromiso internacional para ofrecer oportunidades a las ciudades y sus habitantes. A través de la iniciativa "Urban Age", en asociación con la London School of Economics, Deutsche Bank está ayudando a definir una nueva interpretación del importante papel que desempeñan las ciudades en el éxito social, económico y medioambiental durante esta era de rápida globalización. La iniciativa "Urban Age" forma parte del amplio compromiso que Deutsche Bank tiene con la sostenibilidad, certificado según el estándar ISO 14001, y con el mantenimiento de su posición líder en la industria de los servicios financieros en este sector.



back

Footer Navigation:
Actualizado a: 27.7.2010
Copyright © 2014 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española