2007

3 de octubre de 2007

Deutsche Bank espera que el beneficio neto del tercer trimestre de 2007 supere los 1.400 millones de euros

Josef Ackermann, presidente del Consejo de Administración de Deutsche Bank (XETRA: DBKGn.DE / NYSE: DB), participa hoy en una conferencia de inversores en Londres. En su intervención hace referencia a las actuales condiciones de los mercados de capitales, así como a los resultados financieros de Deutsche Bank en el tercer trimestre de 2007.

Según lo ya comunicado por el banco el 4 de septiembre de 2007, al ofrecer información actualizada sobre el rendimiento de su negocio, las condiciones de los mercados durante el trimestre impactaron en las valoraciones a mercado (“mark-to-market”) de la cartera de préstamos apalancados y la de negociación (trading). Deutsche Bank anticipa que el impacto negativo en el tercer trimestre tanto en préstamos apalancados, como en los compromisos de préstamos, ascenderá a 700 millones de euros (netos de las correspondientes comisiones), adicionalmente a lo ya contabilizado para esta actividad durante el segundo trimestre. Por su parte, el impacto en los productos de crédito estructurado, titulizaciones de hipotecas sobre viviendas y carteras de negociación de renta fija y variable, ascenderá a unos 1.500 millones de euros. Las restantes actividades en Banca Corporativa y Mercados (Corporate Banking & Securities) han producido unos resultados muy positivos en el trimestre. A pesar de ello, y debido a los impactos negativos antes mencionados, la unidad de Banca Corporativa y de Mercados en su conjunto reportará, probablemente, una pérdida antes de impuestos para el trimestre, estimada en un rango de 250 – 350 millones de euros.

Deutsche Bank continúa satisfecho con la evolución de sus negocios de mayor estabilidad: Banca Transaccional (Global Transaction Banking), Gestión de Activos y Grandes Patrimonios (Asset and Wealth Management), y Banca Minorista (Private & Business Clients). El rendimiento de estos negocios continúa siendo satisfactorio y en línea con las expectativas de sus gestores.

Se espera que el beneficio antes de impuestos de la cartera de inversiones corporativas (“Corporate Investments”) alcance unos 600 millones de euros en el tercer trimestre, por el cierre de la venta del edificio del grupo en Nueva York, Wall Street nº 60, así como por plusvalías derivadas de la venta de otros activos.

En conjunto, Deutsche Bank estima que el beneficio antes de impuestos del grupo en el tercer trimestre estará en torno a los 1.200 millones de euros. Adicionalmente, Deutsche Bank anticipa para el trimestre créditos fiscales que reflejen el impacto favorable de la reforma impositiva en Alemania, y los beneficios derivados de la resolución de determinadas cuestiones fiscales y reclamaciones relativas a este ejercicio y otros anteriores. Como consecuencia de estos factores, en este momento se estima que el beneficio neto superará los 1.400 millones de euros.

Deutsche Bank continúa aplicando principios contables y de valoración consistentes con los de periodos anteriores.

Ackermann comentó: “A pesar de los desafíos afrontados este trimestre por nuestra franquicia de banca de inversión, nuestros negocios “estables” continúan mostrando una buena evolución. Vemos oportunidades sustanciales para la banca de inversión después de este periodo de corrección. En consecuencia, mantenemos el rumbo y continuamos comprometidos con nuestros objetivos financieros para 2008, que fueron anunciados públicamente y que incluyen alcanzar un beneficio antes de impuestos de 8.400 millones de euros, asumiendo unos mercados financieros que funcionen con normalidad. También reafirmamos nuestro compromiso de mantener un ratio de capital “tier 1” de entre el 8% y el 9%".

Las cifras anteriores son aún preliminaries y sujetas a revisión. La publicación de los Resultados y del Informe periódico relativo al tercer trimestre se realizará, como estaba previsto, el 31 de octubre de 2007.



back

Footer Navigation:
Actualizado a: 27.7.2010
Copyright © 2014 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española