2013

27 de febrero de 2013

Deutsche Bank apuesta por la renta variable en 2013

-     Las previsiones del banco sitúan el crecimiento económico mundial para este año en el 3,2%.

-     En EE.UU. se prevé una mejora del mercado inmobiliario y laboral, mientras que en Europa ya están dando sus frutos las reformas puestas en marcha por los diferentes países

-     Los analistas de la entidad apuestan por una cartera de inversión diversificada, donde se amplíe el horizonte de riesgo en detrimento de los activos refugio seguros

Deutsche Bank prevé que la economía mundial termine 2013 con un crecimiento del 3,2%. Las incertidumbres que lastraron el escenario macroeconómico en 2012 han disminuido desde el inicio del año, lo que permitirá una mejora gradual de los indicadores económicos durante el primer semestre. La consolidación del euro y la recuperación económica de China han sido dos de los factores clave para que la economía mundial pueda experimentar una clara mejoría en 2013.

Los analistas del banco esperan que Estados Unidos tenga este año un crecimiento del 1,9% gracias a la recuperación del mercado inmobiliario, la reducción de la tasa de endeudamiento privado y la estabilización del mercado de trabajo. Este clima favorable permitirá que la confianza de los consumidores vuelva a subir, lo que debería de traducirse en una mejora de la economía interna. El principal foco de riesgo para el país americano es el obligado ajuste fiscal que debería terminar satisfactoriamente con un acuerdo entre ambos partidos de mayo, fecha en la que será necesario elevar el actual techo de deuda.

El desarrollo económico en Europa dista de ser tan positivo como el de otras geografías. Se estima un crecimiento negativo del -0,3%, principalmente por la evolución de la crisis de deuda. Deutsche Bank considera que la situación durante este año será más tranquila que en 2012 debido al claro compromiso del Banco Central Europeo (BCE) y de los países del núcleo de Europa de garantizar la continuidad del euro y, por ende, de la Unión Monetaria. Además, las reformas puestas en marcha por los diferentes países están surtiendo efecto y una clara consecuencia de ello ha sido la reducción notable de las primas de riesgo sobre la deuda española e italiana en los mercados de capitales.

En esta coyuntura, los países emergentes parece que mantendrán una tendencia positiva durante 2013 con un crecimiento medio del 6,7%. A pesar de la ralentización que experimentaron estas economías el pasado ejercicio, regiones como Brasil, Rusia o India ofrecen buenas previsiones económicas para el año.

 

Estrategia de Inversión

El área de Banca Minorista de Deutsche Bank apuesta este año por una cartera global diversificada, donde se amplíe el horizonte de riesgo en detrimento de los activos refugio seguros como la deuda pública alemana. La continua solidez de los datos económicos en China o EEUU y los menores riesgos en la zona euro ofrecen un escenario satisfactorio para la renta variable.

 

Cartera modelo para un perfil de riesgo moderado:

 

 

Distribución de activos:

 

Tipo de activo

Claves

Renta variable

Los mercados bursátiles deberían beneficiarse de la reducción de la incertidumbre política y de una reactivación de la economía mundial. Las acciones de carácter cíclico con un posicionamiento mundial parecen especialmente interesantes en este entorno. Desde el punto de vista regional, la renta variable de EE.UU. sigue siendo la apuesta principal. Por su parte, las acciones europeas deberían beneficiarse de la estabilización política en Europa.

Bonos conservadores

La menor incertidumbre debería hacer subir los rendimientos de la deuda pública de los países refugio del Centro de Europa. Los inversores del segmento de renta fija más conservador deberían centrarse en deuda de Estados del sur de Europa y cédulas hipotecarias.

Activos inmobiliarios

Los mercados inmobiliarios mundiales siguen encontrándose en un buen nivel. Los inversores están fijándose cada vez más en EE.UU. y determinadas regiones emergentes. Los inmuebles de viviendas de Alemania también tuvieron un buen comportamiento en 2012, pero sus precios distan de ser exagerados.

Activos monetarios

Dado los bajos tipos de interés del mercado monetario estos activos son poco atractivos para el inversor.

Bonos de mayor riesgo

Los bonos corporativos con calificaciones más bajas parecen interesantes para los inversores dispuestos a asumir más riesgo, así como la deuda privada de mercados emergentes en monedas locales.

Materias Primas

Dada la expectativa de una reactivación del crecimiento económico para este año, los metales industriales deberían presentar unas buenas oportunidades de rentabilidad. Los metales nobles deberían seguir beneficiándose del entorno de bajos tipos de interés marcado por la política monetaria expansiva de los bancos centrales.

 

 



Ver todas las noticias

Footer Navigation:
Actualizado a: 27.2.2013
Copyright © 2014 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española