2017

1 de febrero de 2019

Deutsche Bank reporta su primer beneficio neto anual desde 2014 y alcanza sus objetivos para 2018

Christian Sewing, consejero delegado de Deutsche Bank, ha dicho que: “Nuestra vuelta a la rentabilidad demuestra que Deutsche Bank va por el buen camino. Ahora, nuestra prioridad es dar el próximo paso. En 2019 buscamos no sólo reducir costes sino llevar a cabo inversiones orientadas hacia el crecimiento. Buscamos crecer en rentabilidad de manera substancial a lo largo del año presente en el futuro”.

Hitos 2018

• Primer beneficio neto anual desde 2014, con una subida del 8% del beneficio antes de impuestos hasta los 1.300 millones de euros.
• Se han alcanzado los objetivos de 2018 en costes ajustados y plantilla
• Crecimiento en préstamos de 14.000 millones de euros
• Más de 3,000 nuevos clientes ‘Mittelstand’ (PYMES) en Alemania
• Ratio Common Equity Tier 1 (CET1) del 13,6%
• Se ha reducido el objetivo ajustado de costes para 2019 a 21.800 millones de euros
• Beneficio por acción del -1% después del pago de los cupones sobre el capital AT1

Hitos cuarto trimestre 2018

• Pérdidas antes de impuestos de 319 millones de euros en comparación con las pérdidas de 1.400 millones de euros registrados el año anterior
• Los costes ajustados se redujeron en más de 1.000 millones de euros, un 15% más en términos interanuales
• Los ingresos netos cayeron un 2% en términos interanuales
• Crecimiento en ingresos en Private & Commercial Bank y Global Transaction Banking


Deutsche Bank (XETRA: DBKGn.DB / NYSE: DB) ha anunciado un beneficio neto de 341 millones de euros en 2018, frente a las pérdidas netas de 735 millones de euros en 2017. El beneficio neto atribuible a los accionistas de Deutsche Bank fue de los 267 millones de euros, en comparación con los 751 millones de euros negativos en 2017. El beneficio antes de impuestos se situó en los 1.300 millones de euros en 2018, un 8% más que en 2017. La Consejo de Administración tiene la intención de recomendar al Consejo de Supervisión un dividendo de 11 céntimos por acción para 2018.

Se alcanzan los objetivos de 2018 en costes ajustados y plantilla

Deutsche Bank ha superado sus objetivos en relación a costes. Los gastos no financieros fueron de 23.500 millones de euros en 2018, un 5% menos en términos interanuales. Los costes ajustados alcanzaron los 22.800 millones de euros, un 5% menos, y estuvieron por debajo de los 23.000 millones de euros, el objetivo anual del banco.

La reducción de la plantilla alcanzó los objetivos de Deutsche Bank para 2018. En términos de empleados a tiempo completo, el número de empleados internos se redujo hasta los aproximadamente 91.700 al cierre de 2018, alcanzando el objetivo del banco de situarse por debajo de los 93.000. Las reducciones compensaron con creces las contrataciones en áreas de crecimiento y funciones de control.

Los objetivos para 2019 se confirman o se aumentan

Teniendo en cuenta el avance en 2018, la Dirección ha rebajado su objetivo de costes ajustados para 2019 a 21.800 millones de euros, frente a los anteriores 22.000 millones de euros. La Dirección ha confirmado su objetivo de reducir la plantilla muy por debajo de los 90.000 empleados para finales de 2019. Asimismo, Deutsche Bank reafirmó su compromiso con sus planes para obtener un objetivo de RoTE (Return on Tangible Equity) después de impuestos por encima del 4% en 2019.

Ingresos: caen un 4% en un escenario desafiante

Los ingresos anuales netos alcanzaron los 25.300 millones de euros en 2018, un 4% menos frente a los obtenidos en 2017. Este desarrollo refleja las medidas estratégicas adoptadas para enfocar el negocio, la complejidad de los mercados financieros, particularmente en el último trimestre, unidos a una serie de noticias negativas relacionadas con Deutsche Bank que incluyen el registro llevado a cabo por la Fiscalia en las sedes del banco a finales de noviembre.

Capital, riesgo y balances solidos: una base para el crecimiento

El ratio Common Equity Tier 1 (CET1) fue de un 13,6% al cierre de 2018, en línea con el objetivo del banco de alcanzar más de un 13%. En el cuarto  trimestre, los activos ponderados por riesgo (RWA) se incrementaron en 9.000 millones de euros hasta los 350.000 millones de euros, principalmente reflejando un mayor riesgo de mercado en cuanto a activos ponderados por riesgo (RWA). La Dirección se compromete a gestionar los recursos para mantener el ratio CET1 por encima del 13%.

El CRR/CRD 4 ratio de apalancamiento aumentó del 4,1% al 4,3% a lo largo del año en términos ‘phase-in’, acercándose al objetivo a medio plazo del banco del 4,5%. En términos ‘fully loaded’ este ratio aumentó del 3,8% al 4,1%, debido en parte a una reducción a la exposición al apalancamiento de 122.000 millones de euros o un 9% durante el año. Ajustando las fluctuaciones en los tipos de cambio en términos interanuales, la reducción fue de 148.000 millones de euros.

La fortaleza del balance del banco aporta una sólida base para crecer. Las reservas de liquidez permanecieron fuertes en los 259.000 millones de euros. El ratio de cobertura de liquidez fue del 140%, 66.000 millones de euros por encima del requisito mínimo del 100%, mientras que el ratio de préstamos sobre depósitos (loan-to-deposit) se mantuvo conservador en un 77%. Esto permitió al banco mejorar la productividad de su balance con un crecimiento en préstamos de 14.000 millones de euros, o 21.000 millones de euros si se ajusta por desinversiones, incluyendo las operaciones en Polonia; una reducción del exceso de liquidez; y un incremento de hasta el 29% en la cuota de liquidez destinada a acciones de alta calidad y a corto plazo en el cuarto trimestre de 2018, un 21% más que en el mismo trimestre del año anterior.

El banco estima que su capacidad para pagar por instrumentos Adicionales Tier 1 (AT1) se encuentra cómodamente por encima de los 325 millones de euros en pagos anticipados de cupones antes de considerar reservas generales adicionales.

Las provisiones por pérdidas de créditos fueron de 525 millones de euros en 2018, sin cambios frente a 2017.
El banco ha hecho nuevos avances en materia de litigios en 2018. Ha resuelto de manera completa o parcial 19 de los 20 asuntos más relevantes en términos de riesgo financiero a principios de 2016. No surgieron nuevos asuntos de similar magnitud o riesgo financiero comparable a estos asuntos. Las provisiones para litigios alcanzaron los 1.200 millones de euros a finales del año, un 40% menos que los 2.000 millones a cierre de 2017.

Resultados en el cuarto trimestre de 2018

El banco ha anunciado una pérdida neta de 409 millones de euros en el trimestre. La pérdida neta atribuible a los accionistas de Deutsche Bank fue de 425 millones de euros, frente a la pérdida neta de 2.400 millones de euros atribuible a los accionistas en el mismo trimestre del año anterior. Las pérdidas antes de impuestos alcanzaron los 319 millones de euros, frente a una pérdida antes de impuestos de 1.400 millones de euros en el mismo trimestre del año anterior.

Los ingresos en el cuarto trimestre fueron de 5.600 millones de euros, un 2% menos en términos interanuales, condicionados por la implementación de medidas estratégicas, un entorno de mercado complejo y la publicación de noticias negativas en torno a Deutsche Bank.

Los costes se redujeron en más de 1.000 millones de euros, o un 19% en términos interanuales. Los gastos no financieros fueron de 5.600 millones de euros, un 19% menos, mientras que los costes ajustados cayeron un 15% hasta los 5.400 millones de euros. Esta reducción se obtuvo tanto en gastos de compensación como en todas las principales categorías de gastos no relacionados con compensación, apoyándose en iniciativas de coste.

En Corporate & Investment Bank, los ingresos alcanzaron los 2.600 millones de euros, un 5% menos. Los ingresos en el trimestre se beneficiaron de unos ajustes positivos de la valoración de la deuda de 67 millones de euros y un cambio positivo en la valoración de una inversión de 56 millones de euros, frente a un ajuste negativo de la valoración de la deuda de 19 millones de euros en el mismo trimestre del año anterior. Teniendo en cuenta estos factores, los ingresos hubieran caído un 10%.

Los ingresos de Global Transaction Banking fueron de 996 millones de euros, un 5% más, impulsado por unos mayores ingresos por intereses netos y un crecimiento transaccional, particularmente en cash management.

Los ingresos de Sales & Trading en Fixed Income & Currencies cayeron un 23% hasta los 786 millones de euros en unas difíciles  condiciones de mercado. La fortaleza en Foreign Exchange se vio descompensada por la caída en los ingresos en Rates and Credit. Los ingresos de Equity Sales & Trading se mantuvieron prácticamente sin cambios en los 379 millones de euros.

Los ingresos de Origination & Advisory cayeron un 23% hasta los 411 millones de euros. Tanto los ingresos de Advisory como de Equity Origination subieron un 17% en términos interanuales. Los ingresos de Advisory fueron los mejores registrados en cualquier trimestre en tres años. Esto se vio compensado por una caída significativa en Debt Origination producida por unos menores volúmenes de mercado.

En Private & Commercial Bank, los ingresos alcanzaron los 2.500 millones de euros, un 6% más. Los ingresos en el trimestre se beneficiaron de una ganancia de la venta de una propiedad en Sal. Oppenheim de 40 millones de euros y 35 millones de euros de las actividades de ‘workout’ de Sal. Oppenheim, comparado con el impacto positivo en el trimestre del año anterior de 43 millones de euros por las actividades de ‘workout’ de Sal. Oppenheim. Ajustando estos efectos, los ingresos hubieran aumentado un 5%. La tasa de crecimiento interanual se vio favorecida por los ingresos obtenidos por desinversiones en negocios de 31 millones de euros en el trimestre, frente a los 91 millones de euros negativos en el mismo trimestre del año anterior.

En Private & Commercial Business Alemania los ingresos aumentaron un 2% hasta los 1.600 millones de euros, debido al crecimiento de los préstamos al consumo y de las hipotecas, así como pequeñas transacciones de venta de activos, que compensaron una continuada compresión del margen de depósitos. Los ingresos en Private & Commercial Business Internacional aumentaron un 5% hasta los 349 millones de euros, mientras que los ingresos de Wealth Management fueron de 433 millones de euros, un 4% menos. El crecimiento de Wealth Management en Asia-Pacífico compensó con creces unos ingresos significativamente menores en Europa, Oriente Medio y África (EMEA), incluyendo Alemania.

En Asset Management (principalmente DWS), los ingresos fueron de 514 millones de euros, un 17% menos, debido a unasmenores comisiones de gestión y de rendimiento y salidas netas en el trimestre de 7.000 millones de euros. Los ingresos también se vieron impactados por la no recurrencia de ingresos obtenidos de negocios traspasados o discontinuados.

Las provisiones en el cuarto trimestre por pérdidas crediticias fueron mayores que en anteriores trimestres y alcanzaron los 252 millones de euros, principalmente debido al incremento de provisiones por préstamos productivos exigido bajo IFRS 9.


 



Ver todas las noticias

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continua navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra politica de cookies.
Footer Navigation:
Actualizado a: 1.2.2019
Copyright © 2019 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española