2009

5 de febrero de 2009

Deutsche Bank anuncia pérdidas netas de 3.900 millones de euros en el año 2008

Deutsche Bank ha presentado hoy los resultados del cuarto trimestre y los completos del año 2008. Estos resultados van en línea con el avance que realizó el Grupo el 14 de enero de 2009.

Para el conjunto del año 2008, el banco ha anunciado unas pérdidas netas de 3.900 millones de euros en el ejercicio 2008, y una pérdida antes de impuestos de 5.700 millones de euros. El beneficio por acción se situó en la cifra negativa de 7,61 euros, frente a los 13,05 euros positivos de 2007. El ratio del beneficio antes de impuestos sobre el promedio del capital activo, según definición del banco, fue un 20% negativo, frente al 26% del año anterior.

El Comité Ejecutivo y el Consejo de Administración del banco han recomendado un dividendo de 50 céntimos por acción, en comparación con los 4,50 euros de 2007. El ratio de capital básico (Tier 1) según las normas de Basilea II se situó en el 10,1% a cierre de 2008, frente al 8,6% a cierre del ejercicio anterior (todavía Basilea I). El capital Tier 1 a cierre de 2008, ascendió a 31.000 millones de euros, frente a los 28.300 millones a finales de 2007.

Durante el cuarto trimestre de 2008, el banco ha registrado unas pérdidas netas de 4.800 millones de euros, frente a los 1.000 millones de beneficios del mismo trimestre en 2007. Las pérdidas antes de impuestos ascendieron a 6.200 millones de euros, frente a los 1.400 millones de beneficios en el año anterior.

Josef Ackermann, presidente del Comité Ejecutivo, afirma que:

“Nos sentimos decepcionados por los resultados del cuarto trimestre y las pérdidas que hemos registrado en 2008. La situación sin precedentes que vivieron los mercados en el último trimestre del año mostró algunas debilidades en nuestro modelo de negocio. Por ello estamos adaptando algunos de nuestros negocios estratégicos”.

“Hemos cumplido nuestro objetivo de situar el ratio de capital básico (Tier 1) por encima del 10%, con lo que ahora es más sólido que antes de empezar la crisis actual. Hemos reducido nuestro ratio de apalancamiento; incluso hemos superado nuestro objetivo, y antes de lo previsto. Hemos reducido de forma importante determinados riesgos y activos de trading, y hemos ajustado los costes en los negocios más directamente afectados por las turbulencias en los mercados”.

Y concluye: “todavía prevemos que la situación económica seguirá siendo muy complicada, y tanto nuestros clientes como la industria financiera tendrá dificultades. Aún así, nosotros permanecemos totalmente comprometidos con nuestro modelo de negocio. Somos líderes en los segmentos de banca de inversión que han tenido un buen comportamiento a lo largo de la crisis. Estamos convencidos del valor y de la importancia estratégica de nuestros negocios más estables. Nuestra sólida base de capital, nuestra liquidez y nuestra capacidad de financiación son activos clave durante esta complicada situación. Estamos convencidos de que Deutsche Bank saldrá con éxito de esta crisis. Y ya que la confianza y el apoyo de nuestros accionistas son fundamentales para nosotros, recomendamos un dividendo de 50 céntimos para el año 2008. Esta decisión refleja nuestra confianza en el futuro del banco”.


Información destacada del Grupo

Ingresos netos negativos en el cuarto trimestre de 885 millones de euros, frente a unos ingresos positivos de 7.300 millones en el cuarto trimestre de 2007.

En Corporate and Investment Bank (CIB), ingresos netos negativos de 3.000 millones de euros, frente a 4.500 millones en el cuarto trimestre de 2007.

En Corporate Banking & Securities (CB&S), ingresos netos negativos de 3.800 millones de euros, frente a unos ingresos de 3.800 millones en el cuarto trimestre de 2007. Esta evolución refleja los resultados negativos de 4.800 millones de euros en Sales & Trading, provocados por las importantes pérdidas de negocios clave: Credit trading (propio y por terceros), derivados sobre renta variable. Estas pérdidas reflejan el impacto en el modelo de negocio de Deutsche Bank de unos niveles de volatilidad de los mercados sin precedentes, la correlación entre diferentes activos y la ruptura de relaciones históricas entre diferentes activos, a raíz de una extrema falta de liquidez, en un entorno de grandes turbulencias en los mercados. Estos factores contrarrestaron el importante crecimiento anual de los negocios de trading en renta fija y divisas. Los beneficios en originación fueron de 938 millones, un incremento del 84% frente al mismo trimestre del año anterior, reflejando sobre todo los importantes apreciaciones sobre préstamos apalancados y los compromisos de créditos relativos a operaciones en los que la obligación de Deutsche Bank concluyó en el trimestre. Estas apreciaciones compensan con creces una reducción importante en originación de renta variable. Los ingresos por asesoramiento ascendieron a 152 millones de euros, un 52% menos que en el mismo trimestre del ejercicio anterior, reflejando así el menor volumen de la actividad en el mercado.

En Global Transaction Banking (GTB), los ingresos netos ascendieron a 751 millones en el trimestre, un 14% más que en el cuarto trimestre de 2007, reflejando volúmenes récord en financiación de comercio exterior y gestión de tesorería.

En Private Clients and Asset Management (PCAM), los ingresos netos fueron de 2.000 millones, un 22% menos que en el cuarto trimestre de 2007.

En Asset and Wealth Management (AWM), los ingresos netos ascendieron a 588 millones de euros, con una caída del 47% en comparación al cuarto trimestre de 2007. Esto se debe sobre todo a la reducción de los ingresos en concepto de comisiones por las importantes caídas de los mercados de valores, unas valoraciones de activos más bajas y una reducción de la actividad de los clientes durante el trimestre. Todo esto, combinado con niveles más bajos de actividad en RREEF, rebajas en el seed capital y otras inversiones de 164 millones de euros, así como inyecciones en algunos fondos de renta fija de 92 millones de euros.

En Private & Business Clients (PBC), los ingresos netos fueron de 1.400 millones de euros, un 3% menos que en el cuarto trimestre de 2007. La correduría y la gestión de carteras registraron caídas de ingresos del 39% y del 15%, respectivamente, a causa del menor valor de los mercados de renta variable y la reducción de la actividad de los clientes. Esto se vio compensado en parte por algunas ganancias importantes del trimestre.

En cuanto al conjunto del año 2008, los ingresos netos del Grupo fueron de 13.500 millones de euros, tras rebajas de 7.000 millones de euros, frente a unos beneficios de 30.700 millones de euros, tras rebajas de 2.300 millones de euros, en 2007.

Las provisiones para pérdidas crediticias ascendieron a 591 millones de euros en el cuarto trimestre, un 80% más que en el cuarto trimestre de 2007, incluyendo 185 millones de provisiones de préstamos reclasificados, según las enmiendas del IAS 39. En CIB, las provisiones por pérdidas crediticias fueron de 361 millones, un 90% más que en el trimestre anterior, sobre todo provisiones por préstamos reclasificados. En PCAM, las provisiones por pérdidas crediticias fueron de 229 millones, un 68% más, sobre todo en PBC, reflejando un aumento de provisiones en un entorno crediticio y empresarial que se deteriora.

Para todo el año 2008, las provisiones por pérdidas crediticias fueron de 1.100 millones, registrando un aumento del 76%.

Los gastos de operación ascendieron a 4.700 millones en el cuarto trimestre, un 14% menos que en el cuarto trimestre de 2007.

Las compensaciones y beneficios fueron de 2.100 millones, un 36% menos que en el mismo trimestre del año anterior. Esto refleja una compensación variable según resultados mucho más baja, debido a unos resultados operativos más bajos. Los gastos generales y administrativos han sido de 2.300 millones para este trimestre, un 10% más que en el cuarto trimestre del 2007. Este aumento refleja los costes adicionales por demandas judiciales en este trimestre tras una liberación neta de provisiones en el trimestre del año anterior, gastos relacionados con las inversiones en la infraestructura de RREEF consolidados y provisiones vinculadas a compromisos de recompra de acciones de Auction Rate Preferred (ARP) / Auction Rate Securities (ARS).

Estos aspectos se contrarrestaron en parte por beneficios fiscales de 112 millones de euros en el trimestre actual. El aumento de otros gastos no relacionados con la compensación se ha debido a amortizaciones sobre determinados activos intangibles por valor de 572 millones de euros en el área de Asset Management durante el trimestre, lo que anula un beneficio de 204 millones de euros en CB&S.
Para el conjunto de 2008, Deutsche Bank registró una pérdida antes de impuestos de 5.700 millones de euros, frente al beneficio antes de impuestos de 8.700 millones en 2007.

Deutsche Bank registró una pérdida neta de 4.800 millones de euros en el trimestre, frente al beneficio neto de 969 millones en el cuarto trimestre de 2007. El tipo impositivo efectivo del trimestre fue de un 22,6%.

Para el conjunto del 2008, Deutsche Bank registró una pérdida neta de 3.900 millones de euros, frente al beneficio neto de 6.500 millones de euros en 2007.

El ratio de capital básico Tier 1, de acuerdo con Basilea II, fue del 10,1% a final del cuarto trimestre de 2008, frente al 10,3% de finales del tercer trimestre y al 8,6% al final del cuarto trimestre de 2007, este último calculado según Basilea I. En el trimestre actual, el ratio de capital básico Tier 1 se vio afectado por la pérdida neta antes mencionada, que se vio contrarrestada por diversas medidas, entre las que se incluyó la liberación de los dividendos periodificados realizadas en el primer semestre de 2008, la conversión de capital contingente y las revisiones de la contabilidad de los planes de pensiones. El banco reafirmó su compromiso de mantener el ratio Tier 1 en torno al 10%. El ratio Core Tier 1, que excluye el capital híbrido Tier 1, fue del 7,0% al finalizar el cuarto trimestre de 2008, frente al 7,5% de finales del tercer trimestre de 2008 y al 6,9% del cuarto trimestre de 2007, este último según Basilea I. Los activos ponderados según riesgo fueron de 308.000 millones de euros al final del cuarto trimestre, en comparación a los 319.000 millones del tercer trimestre. Esta reducción se ha debido al efecto de las oscilaciones de las divisas y a la caída de los productos no derivados.

Los activos totales ascendieron a 2,20 billones en el cuarto trimestre, por encima de los 2,06 billones del final del tercer trimestre de 2008. Las valoraciones positivas del mercado de derivados aumentaron de 727.000 millones de euros a 1,22 billones de euros, a causa de una importante volatilidad de los mercados y de movimientos en los tipos de interés durante el trimestre. Este desarrollo se vio compensado en parte por una reducción en valores de negociación de 347.000 millones de euros a 205.000 millones de euros, y en adquisiciones temporales y valores de 286.000 millones de euros a 168.000 millones, reflejando la implementación de estrategias de reducción de activos en los negocios de Sales & Trading. Los préstamos aumentaron de 253.000 millones de euros a 269.000 millones en el trimestre. El ratio de apalancamiento, de acuerdo con el objetivo del Grupo, mejoró aún más hasta 28 a finales del trimestre.



back

Footer Navigation:
Actualizado a: 27.7.2010
Copyright © 2014 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española