2009

28 de julio de 2009

Deutsche Bank anuncia un beneficio neto de 1.100 millones de euros en el segundo trimestre de 2009

Deutsche Bank (XETRA: DBKGn.DE / NYSE: DB) ha anunciado hoy sus resultados del segundo trimestre y de la primera mitad de 2009. El beneficio neto del trimestre ascendió a 1.100 millones de euros, un 67% superior a los 645 millones del segundo trimestre de 2008.

El beneficio diluido por acción fue de 1,64 euros, frente a los 1,27 euros del mismo periodo del año anterior. El beneficio antes de impuestos fue de 1.300 millones de euros, un 105% superior a los 642 millones del segundo trimestre de 2008. Los resultados del segundo trimestre reflejaron el impacto de 1.400 millones de euros en gastos extraordinarios, sobre todo gastos no financieros y provisiones de riesgo, que en parte fueron compensados por el efecto positivo de unos ingresos extraordinarios de 758 millones de euros. El RoAE (retorno sobre el capital medio antes de impuestos) fue del 15%, y del 16% según definición de objetivos del banco, excluyendo ganancias y gastos extraordinarios.

El beneficio neto del primer semestre de 2009 ascendió a 2.300 millones de euros, frente a los 504 millones de los primeros seis meses de 2008. Los beneficios antes de impuestos fueron de 3.100 millones de euros, frente a 388 millones en el mismo periodo del año anterior. El RoAE (antes de impuestos) fue del 19%, mientras que en el año anterior se situó en el 3%. Según definición de objetivos del banco, el RoAE (antes de impuestos) fue del 20%, frente a un 4% negativo en el primer semestre de 2008. El beneficio diluido por acción fue de 3,53 euros frente a los 1,01 euros de los primeros seis meses del año anterior.

Josef Ackermann, Presidente del Comité Ejecutivo, afirmó que “en un entorno que nos ofrece oportunidades, pero que aún presenta dificultades, Deutsche Bank ha obtenido unos resultados muy satisfactorios. Las perspectivas para el resto de 2009 se verán influenciadas por el desarrollo de la economía mundial. Deutsche Bank está preparado para afrontar una situación que se presenta todavía incierta. Hemos sabido aprovechar la mejora que han experimentado los mercados financieros. A la vez hemos reducido los costes y el riesgo en nuestro balance, y hemos reforzado nuestra base de capital y de liquidez. Todo ello nos deja en una muy buena posición para afrontar los retos que puedan sobrevenir en el corto plazo. Y aunque seguimos manteniendo una estricta disciplina sobre nuestro balance, continuamos comprometidos en dar apoyo a nuestros clientes en un entorno de restricción de crédito. El crédito hipotecario para los clientes particulares de Deutsche Bank en Alemania, por ejemplo, ha aumentado un 50% en un año, y nuestro volumen de préstamos a las pymes es unos 3.000 millones de euros superior a la cifra de finales de 2007”.

Ackermann añadió que “hemos sido testigos de la estabilización de la industria financiera mundial y de los mercados. Un aumento en la liquidez disponible y una menor volatilidad en los mercados financieros apoyan nuestro negocio. Nuestra estrategia y nuestro modelo de negocio, nuestro liderazgo en áreas de negocio clave, toda nuestra fortaleza financiera, nos sitúan en una buena posición para poder aprovechar las ventajas que comportará la mejora de las condiciones en la industria”.



back

Footer Navigation:
Actualizado a: 27.7.2010
Copyright © 2014 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española