2008

1 de febrero de 2008

Divisas y materias primas: perspectivas y oportunidades

Deutsche Bank y la Asociación Española de Financieros y Tesoreros de Empresa (Asset), han presentado en una conferencia conjunta las perspectivas y oportunidades que brindan los mercados de divisas y materias primas para 2008.

Bilal Hafeez, responsable de análisis del mercado de divisas de Deutsche Bank, ha explicado que el ciclo bajista del dólar ha terminado pero que la recuperación será lenta. “El dólar seguirá estado débil los próximos años” señala. Además, la entidad considera que existen riesgos de que el cambio euro/dólar supere las 1,50 unidades. En cuanto al mercado de materias primas, Jude Brhanavan, del área de análisis de materias primas de la entidad financiera, considera que existen perspectivas optimistas, sobre todo en metales industriales, metales preciosos y materias primas agrícolas.


Mercado de Divisas

Deutsche Bank ha analizado la posibilidad de que el dólar finalmente rebote después de que en 2007 se depreciara más de un 10%. Según Hafeez, los ciclos alcistas del dólar han estado precedidos habitualmente por importantes ajustes en el déficit comercial, movimiento que se está produciendo en estos momentos. Sin embargo, aunque es frecuente que los ciclos alcistas del billete verde sean antecedidos por un giro en los diferenciales de los tipos de interés entre Estados Unidos y Europa, todavía no se han producido. Pese a ello, los expertos señalan que podría suceder en la segunda mitad del año.

Los cambios en los ciclos del dólar también se asocian con prolongadas entradas de capital. No obstante, desde Deutsche Bank consideran que la perspectiva de entradas de capital en 2008 es preocupante, ya que en el corto plazo los flujos de capital dependen de los niveles en los que se sitúen los tipos. En el largo plazo, los flujos de capital dependen de los activos de mercado y de la salud de la economía estadounidense.

En el pasado, euro y dólar se han movido de un extremo a otro continuamente, sin embargo, históricamente se observa que el dólar suele tardar mucho tiempo en rebotar. Los expertos ven como un riesgo que el cambio entre el euro y el dólar supere las 1,50 unidades.

Por último, los expertos de Deutsche Bank no aconsejan poner las esperanzas en el yen ya que consideran que está infravalorado, ya que puede apreciarse a corto plazo, pero no ven argumentos para una pronunciada apreciación del yen.


Materias primas

Para Deutsche Bank, 2007 ha sido otro año de fuertes ganancias de precios en todas las materias primas, si bien el sector de los metales industriales ha demostrado ser vulnerable a la situación que se ha visto en los mercados desde el verano. Según Brhanavan, “esperamos que la tendencia de que los perdedores del pasado sean los futuros ganadores se plasmará en el sector de los metales industriales una vez que el crecimiento se recupere en Estados Unidos, la Fed deje de relajarse y el S&P500 se estabilice”.

La visión global sobre los cinco principales sectores de materias primas se resumiría en:

  • En el sector energético, Deutsche Bank espera que continúe la carrera alcista que se ha visto en los precios del petróleo en el cuarto trimestre de 2007, debido, en gran medida, a la bajada del dólar y al nivel global de crecimiento. El banco cree que los precios del petróleo están reflejando las implicaciones de una recesión en Estados Unidos y el impacto en la demanda global de petróleo. La entidad estima que los precios del petróleo Brent y WTI se situarán alrededor de los 85 dólares por barril en 2008, con una media de 80 dólares por barril en el segundo semestre de 2008.
  • De los principales sectores de materias primas, el de los metales industriales ha sido el que peor comportamiento ha acumulado en 2007. Sin embargo, Deutsche Bank espera que se recupere. Si EEUU entrara en recesión, la recuperación sería más lenta, con el aluminio y el cobre como materias primas más beneficiadas. Si Estados Unidos es capaz de evitar la recesión, la recuperación tendrá lugar más pronto, sobre todo en los precios del cobre.
  • En cuanto a los metales preciosos, todos los ciclos del dólar desde 1978 han terminado con una intervención en la divisa de los bancos centrales para rescatar al dólar o al euro. Los expertos de Deutsche Bank creen que este ciclo no va a ser diferente. Debido a la relación entre el oro y el dólar, se espera que este año sobrepase los precios más altos hasta alcanzar incluso los 1.320 dólares por onza. Aunque el precio objetivo de Deutsche Bank es más cauto, este dato indica lo lejos que pueden llegar los precios del oro en 2008.
  • Los inventarios de muchas de las materias primas agrícolas están cayendo hasta niveles críticamente bajos en un entorno de restricciones globales. Deutsche Bank considera que el rally en los precios de materias agrícolas está todavía en su inicio y que en ciertos mercados los precios se duplicarán y los rallies se extenderán más allá de 2009. Los expertos del banco creen que estos precios objetivo son realistas, a medida que China va dependiendo cada vez más de las importaciones agrícolas y la producción mundial de etanol y biodiesel se acelera.


Empresas: cobertura frente al riesgo de cambio y oportunidades de inversión

Deutsche Bank expuso diferentes opciones de cobertura que tienen las empresas frente a las oscilaciones en los mercados de divisa, que van más allá del tradicional seguro de cambio, y que les permiten beneficiarse de los movimientos del mercado. Se trata de soluciones financieras innovadoras, realizadas mediante productos estructurados, que también permiten a las empresas reducir el coste de su deuda u obtener mayor rendimiento de sus excedentes de tesorería.

Deutsche Bank ofrece soluciones a medida para las empresas, con productos creados por el área de Divisas dentro de la división de Mercados Globales. Este área cuenta con experiencia acumulada durante muchos años en los mercados de capitales internacionales creando soluciones para empresas, instituciones financieras, entidades supranacionales, gobiernos soberanos y agencias. El área de divisas define los mercados de hoy y mañana y sitúa a Deutsche Bank como el banco nº 1 del mercado de divisas, con una cuota de mercado global del 19,26%.

Deutsche Bank cuenta con un equipo de 460 personas que opera en el mercado de divisas en 42 mesas de tesorería de todo el mundo durante 24 horas al día, ejecutando una media de 40.000 operaciones al día. El banco ofrece soluciones de derivados para aquellos clientes que desean beneficiarse de la rentabilidad de las divisas como activo o para aquellos que desean cubrirse frente a los riesgos que conllevan.



back

Footer Navigation:
Actualizado a: 27.7.2010
Copyright © 2014 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española