2008

30 de octubre de 2008

Deutsche Bank obtiene unos beneficios de 414 millones de euros en el tercer trimestre de 2008

Deutsche Bank ha anunciado hoy un beneficio neto de 414 millones de euros, frente a los 1.600 millones del tercer trimestre de 2007. El beneficio por acción en el tercer trimestre fue de 0,83 euros, frente a los 3,31 euros por acción en el mismo trimestre del año anterior. El beneficio antes de impuestos fue de 93 millones, frente a los 1.400 millones del tercer trimestre de 2007.

La entidad ha realizado amortizaciones por valor de 1.200 millones de euros correspondientes a préstamos apalancados y líneas de crédito; titulizaciones de hipotecas; aseguradoras “monoline”; inmuebles comerciales y posiciones en venta. El ratio de los recursos propios básicos (Tier 1), según los estándares de Basilea II, fue del 10,3% frente al 9,3% al final del segundo trimestre de 2008.

Josef Ackermann, presidente del Comité Ejecutivo de Deutsche Bank, afirmó que “el tercer trimestre de 2008 se ha caracterizado por una intensificación de la crisis crediticia en el mes de septiembre. A pesar de estas condiciones, Deutsche Bank ha obtenido beneficios en el trimestre”.

“Además, continuamos reforzando nuestra sólida posición de capital y nuestra base de financiación, lo que es vital en situaciones, como la actual, de aguda tensión en los mercados. Nuestro acuerdo de adquirir una participación en Deutsche Postbank reitera nuestra determinación de crecer en nuestros principales negocios”, afirmó Ackermann.

Ackermann añadió que “después de un periodo excepcional de turbulencias en los mercados financieros, las perspectivas para nuestro negocio continúan siendo un desafío. Las condiciones en los mercados de crédito y renta variable se mantienen extremadamente difíciles, por lo que mantenemos nuestra vigilancia en estos mercados. Hemos aumentado nuestro capital básico (Tier 1) hasta el 10%, y hemos anunciado nuestro firme compromiso de reducir el tamaño de nuestro balance, con lo que mejoraremos nuestro ratio de apalancamiento. Estoy seguro de que a finales de este año veremos un progreso significativo en este objetivo prioritario. Además, adecuaremos nuestra política de dividendo al compromiso de mantener nuestra fortaleza de capital”.

En lo que respecta a la valoración de sus emisiones de deuda propia, al igual que en periodos anteriores, Deutsche Bank ha aplicado el criterio del ‘valor razonable’ sólo a una reducida parte de la misma, lo que ha dado lugar a una ganancia de 146 millones de euros durante el tercer trimestre. A efectos comparativos, en el caso de haber aplicado el criterio del ‘valor razonable’ al importe total de sus emisiones de deuda, se habrían obtenido ganancias superiores a 2.000 millones de euros en el tercer trimestre.

En octubre de 2008 la Unión Europea modificó las normas IAS 39 e IFRS 7, ‘Reclasificación de Activos Financieros’, permitiendo reclasificar activos de trading y activos disponibles para venta. De acuerdo a estas modificaciones, Deutsche Bank ha reclasificado ciertos activos para los que no ha habido mercado activo en el tercer trimestre y que se considera que se van a mantener en el balance en un futuro predecible.

De no haberse realizado esta reclasificación de activos, la cuenta de resultados del trimestre hubiera reflejado un impacto negativo, debido a la diferencia en el ‘valor razonable’, de 845 millones de euros. Adicionalmente, el margen financiero neto de los activos reclasificados se ha incrementado en 53 millones de euros en el tercer trimestre.


Aspectos más destacados del Grupo

Los ingresos netos correspondientes al trimestre ascendieron a 4.400 millones de euros, después de amortizaciones por valor de 1.200 millones de euros en Corporate Banking & Securities (CB&S), lo que representa un descenso del 14% comparado con la cifra de 5.100 millones de euros después de amortizaciones por valor de 2.200 millones de euros en el tercer trimestre de 2007.

Corporate and Investment Bank (CIB) obtuvo unos ingresos netos de 1.700 millones de euros, lo que representa un descenso del 11% comparado con el tercer trimestre de 2007.

En lo que respecta a CB&S, los ingresos netos ascendieron a 1.000 millones de euros, es decir un 20% menos con respecto al mismo trimestre del año anterior. En el epígrafe Ventas y Contratación (Deuda y otros productos) los ingresos netos ascendieron a 924 millones, un aumento del 60% comparado con el mismo trimestre del ejercicio anterior, lo que refleja un crecimiento interanual en contratación de divisas, tipos de interés y materias primas, que se vio contrarrestado por unos importantes ingresos negativos en la contratación de crédito debido al deterioro de las condiciones del mercado. Los ingresos también se vieron afectados por amortizaciones de 705 millones de euros, comparado con amortizaciones de 1.600 millones de euros durante el mismo trimestre del ejercicio anterior. Los ingresos por el concepto de Ventas y Contratación (Acciones) arrojaron una cifra negativa de 142 millones de euros, comparado con la cifra positiva de 428 millones de euros durante el mismo trimestre del ejercicio anterior, lo que refleja unas alteraciones muy importantes en los mercados globales de renta variable durante el mes de Septiembre, lo que afectó negativamente a los valores netos de acciones líquidas, productos derivados de renta variable y trading propio. Los ingresos por asesoramiento ascendieron a 185 millones de euros, una caída del 31% lo que refleja básicamente los menores niveles de actividad del mercado. Los ingresos por Originación de Acciones arrojaron una cifra de 85 millones de euros, comparado con 204 millones de euros durante el tercer trimestre de 2007, lo que refleja básicamente unos niveles significativamente menos de actividad emisora frente al telón de fondo de unas condiciones excepcionalmente difíciles en los mercados de renta variable. Los Ingresos por Originación de Deuda fueron negativos cifrándose en 368 millones de euros, comparado con la cifra negativa de 324 millones de euros durante el mismo trimestre del ejercicio anterior. Las amortizaciones en préstamos apalancados y líneas de crédito estuvieron por debajo de los niveles del tercer trimestre de 2007. Los ingresos netos por CB&S incluyeron el beneficio anteriormente citado de 146 millones de euros debido a los cambios en los diferenciales de crédito de una parte de la deuda propia de Deutsche Bank respecto a la cual el Banco eligió la opción del valor razonable.

En Global Transaction Banking (GTB), los ingresos netos ascendieron a 692 millones de euros, un aumento del 5% comparado con el tercer trimestre de 2007, lo que refleja un crecimiento interanual en Comercio Exterior y Gestión de Tesorería para instituciones financieras.

En Private Clients and Asset Management (PCAM), los ingresos netos correspondientes al tercer trimestre ascendieron a 2.100 millones de euros, un descenso del 16% comparado con el tercer trimestre de 2007.

En Asset and Wealth Management (AWM), los ingresos netos ascendieron a 713.000 millones de euros, una caída del 37% comparado con el mismo trimestre del ejercicio anterior. Esta evolución refleja un descenso interanual en los ingresos por Gestión de Activos debido a unos menores ingresos por comisiones, incluyendo unas comisiones sobre resultados inferiores, en línea con el deterioro de las condiciones de los mercados de renta variable durante el trimestre, junto con unos menores niveles de actividad en la gestión de activos inmobiliarios, y unas inyecciones discrecionales de 55 millones de euros en ciertos fondos del mercado monetario.

En Private & Business Clients (PBC), los ingresos ascendieron a 1.400 millones de euros, básicamente sin cambios respecto al mismo trimestre del ejercicio anterior. El descenso interanual en los ingresos por corretaje se contrarrestó mediante el crecimiento de prácticamente todas las demás categorías de ingresos, incluyendo el impacto del satisfactorio lanzamiento de un producto de gestión de cartera durante el trimestre.

En Corporate Investments (CI), los ingresos ascendieron a 261 millones de euros, una caída del 60% comparado con el tercer trimestre de 2007. Los ingresos del trimestre actual reflejaron principalmente un beneficio de 229 millones de euros con motivo de la enajenación, por parte de Deutsche Bank, de una participación en Allianz SE. En el mismo trimestre del ejercicio anterior, los ingresos reflejaron principalmente la enajenación parcial de participaciones industriales, la venta y leaseback del inmueble propiedad del banco situado en el nº 60 de Wall Street, y la apreciación de la opción del banco de aumentar su inversión en Hua Xia Bank Co. Ltd (China).

Durante los primeros nueve meses de 2008, los ingresos netos del Grupo ascendieron a 14.400 millones de euros, después de amortizaciones de 6.100 millones de euros, comparado con los ingresos de 23.500 euros, después de amortizaciones por valor de 2.300 millones de euros correspondientes a los nueve primeros meses de 2007.

La provisión para insolvencias durante el trimestre ascendió a 236 millones de euros, frente a 105 millones de euros en el tercer trimestre de 2007. Las provisiones en CIB fueron de 66 millones de euros, comparado con un crédito de 19 millones de euros durante el mismo trimestre del ejercicio anterior, lo que refleja las provisiones de 72 millones de euros en relación con préstamos reclasificados de acuerdo con las modificaciones contables mencionadas anteriormente. Las provisiones en PCAM ascendieron a 169 millones de euros, frente a 124 millones de euros en el mismo trimestre del ejercicio anterior, lo que refleja principalmente el deterioro de las condiciones del crédito en España y la expansión de la actividad de préstamos al consumo de PBC en Polonia, en línea con la estrategia.

Durante los nueve primeros meses de 2008, la provisión para insolvencias ascendió a 485 millones de euros, comparados con los 283 millones de euros en los primeros nueve meses de 2007.

Los gastos no financieros durante el trimestre ascendieron a 4.000 millones de euros, un 14% más que durante el tercer trimestre de 2007. Los gastos por compensación representaron 1.900 millones de euros, frente a los 1.700 millones de euros en el mismo trimestre del ejercicio anterior. Esta evolución refleja básicamente los devengos por compensaciones relacionadas con el rendimiento, que ofrecieron una disponibilidad neta en el primer trimestre de 2007 como resultado de la inversión parcial de los devengos efectuada durante el primer semestre de 2007. Los gastos generales y de administración ascendieron a 2.100 millones de euros, comparado con 1.800 millones de euros en el mismo trimestre del ejercicio anterior. Esta evolución refleja el carácter no recurrente de un reembolso del impuesto sobre el valor añadido y de los reembolsos de seguros durante el mismo trimestre del ejercicio anterior. Excluyendo estas partidas, y los gastos del trimestre actual relativos a una oferta pendiente para la recompra de Auction Rate Securities de clientes minoristas y un cargo relacionado con la inversión en la infraestructura de RREEF, que cesó de satisfacer los criterios de inclusión en la categoría de activos mantenidos para la venta, la partida gastos generales y administrativos habría estado esencialmente en línea con el mismo trimestre del ejercicio anterior.

Durante los primeros nueve meses de 2008, los gastos no financieros ascendieron a 13.400 millones de euros, un 15% inferior comparado con los 15.900 millones de euros de los primeros nueve meses de 2007.

Los beneficios antes de impuestos durante el trimestre ascendieron a 93 millones de euros, comparados con los 1.400 millones de euros del tercer trimestre de 2007. La rentabilidad de los recursos propios medios antes de impuestos durante el trimestre fue de un 1%, comparado con el 19% del mismo trimestre del ejercicio anterior. De acuerdo con la definición de los objetivos marcados por el banco, que excluye unos beneficios de 229 millones de euros durante el trimestre actual, las pérdidas antes de impuestos ascendieron a 116 millones de euros, y la cifra de la rentabilidad de los recursos propios medios antes de impuestos arrojó una cifra negativa del 1%, comparado con el 12% positivo del mismo trimestre del ejercicio anterior.

Durante los primeros nueve meses de 2008, los beneficios antes de impuestos ascendieron a 481 millones de euros, comparado con 7.300 millones de euros durante los nueve primeros meses de 2007.

Los beneficios netos del trimestre ascendieron a 414 millones de euros, frente a los 1.600 millones de euros del tercer trimestre de 2007. Durante el trimestre se registró un beneficio fiscal de 321 millones de euros, frente a los 182 millones de euros del tercer trimestre de 2007. El beneficio fiscal del trimestre actual se debió principalmente a una favorable combinación geográfica de ingresos. El beneficio por acción durante el trimestre ascendió a 0,83 euros, comparado con 3,31 euros durante el tercer trimestre de 2007.

Durante los nueve primeros meses de 2008, los beneficios netos ascendieron a 918 millones de euros, comparado con 5.500 millones de euros durante los nueve primeros meses de 2007. El beneficio por acción fue de 1,85 euros, comparado con 11,13 euros durante el mismo período del ejercicio anterior.

El Tier 1, de acuerdo con Basilea II, se situó en un 10,3% al final del trimestre, superando el 9,3% de finales del segundo trimestre así como los objetivos del banco, que recientemente se habían elevado a un 10%. Durante el trimestre, el banco obtuvo 2.200 millones de euros en recursos propios nuevos gracias a una ampliación de capital para la adquisición de una participación en Deutsche Postbank, que contribuyó aproximadamente en 70 puntos básicos a esta evolución. Está previsto que esta operación se cierre a lo largo del primer trimestre de 2009. Los activos ajustados por el nivel de riesgo ascendieron a 319.000 millones de euros, una cifra superior a los 305.000 millones de euros de finales del trimestre anterior. Esta evolución refleja la apreciación de los activos denominados en dólares, producida por los movimientos de divisas durante el trimestre. Los activos totales al término del trimestre ascendían a 2.061 billones de euros, una cifra superior a los 1.991 billones de euros a finales del segundo trimestre. Esta evolución refleja la apreciación de los activos denominados en dólares debido a los movimientos de divisas, al crecimiento en valores positivos de mercado de los productos derivados debido a la volatilidad del mercado, y a nuevos negocios. Estos efectos, más que contrarrestar, lograron reducciones en el balance en los activos financieros a un valor razonable de aproximadamente 103.000 millones de euros durante el trimestre.


Consultar la información completa sobre resultados (en inglés)



back

Footer Navigation:
Actualizado a: 27.7.2010
Copyright © 2014 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española