Secondary Navigation:
 

2014

5 de junio de 2014

Decálogo para solicitar avales y garantías internacionales

¿Qué se debe considerar al momento de solitar un aval a una entidad bancaria en el proceso de internacionalización?

 Deutsche Bank ha preparado un decálogo para los exportadores, ¿qué se debe considerar al pedir un aval o garantía para salir al exterior?

Estos son los diez puntos clave:  

1. Planificar la necesidades, en conjunto con la entidad bancaria
Es muy importante tener previsto qué necesidades de líneas de avales y financiación  se pueden necesitar en caso de ser adjudicatario del proyecto al que se va a optar, de lo contrario nos podemos encontrar con tensiones de liquidez en la empresa.

2. Garantías directas vs indirectas
Se debe tener en cuenta si se necesita una garantía directa o indirecta.
G. Directa: Es física, emitida en papel por nuestra entidad financiera en España, o por Swift emitida en el país de destino por el corresponsal que actúa como banco avisador de nuestra entidad sin añadir su garantía.
G. Indirecta: Nuestra entidad financiera en España solicita por Swift a un corresponsal que emita el aval en su nombre y con su garantía. Es decir, el corresponsal se hace responsable subsidiario del pago de la garantía en caso de ejecución.

3. Qué tipo de garantía se necesita
Hay que informar a la entidad financiera del tipo de garantía a emitir, pues se analizan de forma distinta los distintos tipos de garantías. Pueden ser Comerciales: Bid Bond, Performance Bond, Advance Payment, Warranty, Payment Guarantee (vinculada a pagos comerciales), etc. o Financieras: relacionadas con créditos, para créditos de liquidez, Payment Guarantees (no relacionadas con operaciones comerciales), relacionadas con servicios financieros (Factoring, Confirming, leasing), etc.

4. El beneficiario es público o privado (posibilidad de negociar el texto)
Es importante saber que si el beneficiario es público, va a ser complicado solicitar modificaciones al texto de la garantía. Por el contrario, si trabajamos con una empresa privada, podremos negociar con más facilidad (en función de nuestro poder de negociación) los diferentes puntos de la garantía.

5. Garantía a primera demanda
Hemos de tener en cuenta que la gran mayoría de los avales emitidos hoy en día son a primera demanda, lo que implica que la entidad financiera está obligada al pago si se le presenta por el  beneficiario una simple reclamación por escrito respetando el importe y la validez del mismo.

6. Independencia del contrato
Tenemos que ser conscientes de que el garante (entidad financiera) no está obligado a decidir si se han incumplido las obligaciones por alguna de las partes. Sólo tiene que asegurarse de que la reclamación de ejecución está de acuerdo con el texto de la garantía. En el caso de disputa serán los tribunales, los que, en base al contrato,  decidan sobre quien se halla en posesión de la razón.

7. Identificar los elementos esenciales
Por todo lo anterior, es  imprescindible que todos los avales o garantías definan sin dejar lugar a duda alguna, los elementos esenciales como:  AVALADO, BENEFICIARIO, GARANTE, OBJETO DE LA GARANTÍA, IMPORTE MÁXIMO A PAGAR, VENCIMIENTO Y CONDICIONES PARA PRESENTAR UN REQUERIMIENTO DE PAGO.

8. Indicar el motivo de la ejecución
Es muy importante  que, en el párrafo de requerimiento de pago,  se especifique el motivo de la ejecución. De esta forma en caso de no estar de acuerdo con el mismo, nos podremos dirigir a los tribunales con una reclamación concreta.

9. Pensar en las leyes
Es muy conveniente que las garantías estén sujetas a normativa conocida tanto por el ordenante como por el banco garante. Si se quiere neutralidad, recomendamos sujetar las garantías a las Normas de la Cámara de Comercio Internacional relativas a Garantías a Primera Demanda (Publicación URDG758). Sin embargo,  las leyes siempre prevalecen sobre las normas, por lo que es conveniente indicar en el texto de la garantía la ley y jurisdicción aplicables.

10. Cláusula de validez
Además de la fecha de vencimiento, es fundamental que la garantía cierre el plazo de reclamación de las acciones garantizadas. Si no, nos podremos encontrar casos como el de la ley en España, por la que se dispone de hasta 15 años para realizar reclamaciones.

 



Ver todas las noticias

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continua navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra politica de cookies.
Footer Navigation:
Actualizado a: 8.8.2016
Copyright © 2019 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española