2015

15 de enero de 2015

Deutsche Bank prevé para España un crecimiento del 2,4% en 2015

(NOTA: El banco actualizó sus previsiones el 30 de enero y elevó su previsión para España en 2015 del 1,9% al 2,4%, y para 2016, del 1,8% al 2,3%. La previsión de crecimiento mundial para 2015 se actualizó en el 3,4%)

Deutsche Bank ha presentado sus perspectivas macroeconómicas y la estrategia de inversión para 2015. Para Rosa Duce, Economista Jefe del Centro de Inversiones de Deutsche Bank, “2015 será el año en el que la economía mundial superará definitivamente la crisis financiera, gracias a la fortaleza de la economía de EEUU y a menores divergencias en el crecimiento de los países europeos”.

Este hecho hace que Deutsche Bank mantenga una expectativa de crecimiento del PIB español de 1,9% para 2015 y del 1,8% para 2016. La demanda doméstica será el motor del crecimiento del país, tras el descenso del desempleo y la estabilización de los precios inmobiliarios.

Claves para la perspectiva mundial

• Deutsche Bank espera un crecimiento mundial de 3,6% para 2015 y de 3,7% en 2016, aunque todavía se observa debilidad en Europa.
• La caída del crudo supone un impulso adicional al crecimiento
• EEUU seguirá liderando el crecimiento mundial
• Los bajos precios del crudo reducen los niveles de inflación y complican la actuación de los bancos centrales.
• Las presiones salariales llevará a la Fed a subir tipos a mitad de año
• En Europa el BCE decidirá previsiblemente a finales del primer trimestre comenzar una política de compra de bonos públicos
• La divergente actuación de los bancos centrales impulsará la cotización del dólar 


Europa: crecimiento débil y baja inflación 

Los analistas de Deutsche Bank prevén que la economía europea crezca apenas un 0,8% en 2015 debido a un inicio de año más débil, por la desaceleración del crecimiento alemán y por las dificultades en el crecimiento en Francia e Italia. Posteriormente, la rebaja en los costes energéticos derivada de los mayores precios del crudo y la actuación decidida del BCE permitirán acelerar el crecimiento.

Los países periféricos, como España, empiezan a dar signos claros de recuperación tras haber puesto en marcha importantes reformas estructurales dentro de sus fronteras.

No obstante, “el ritmo de crecimiento sigue siendo débil”, apunta Rosa Duce.”Si bien es cierto que la caída del precio del crudo puede suponer un catalizador para el crecimiento mundial, la inflación es preocupantemente baja en la Eurozona. Aunque se esperan subidas en los próximos meses, principalmente por la debilidad del euro y la mejora de la demanda doméstica”.

Esta preocupación por los débiles datos de crecimiento y los riesgos deflacionistas es la que puede provocar el anuncio de un Quantitative Easing del BCE. “La suma de las medidas ya anunciadas (compra de cédulas y títulos ABS, subastas TLTRO) probablemente no serán suficientes para alcanzar los objetivos marcados”, explica Duce. Por ello, “esperamos que Draghi anuncie un programa de compra de bonos públicos en el primer trimestre del año. Posiblemente, en la reunión del 5 de marzo, aunque si la crisis griega persiste podría anticiparse al 22 de enero”.

En este escenario, los analistas de Deutsche Bank consideran que existen dos riesgos que pueden afectar a corto plazo a la consolidación del crecimiento en Europa: las elecciones en Grecia y la influencia del petróleo en Rusia. “Son dos asuntos que debemos seguir de cerca, ya que pueden provocar momentos de volatilidad en la Eurozona”, explica Duce.

En el caso de los comicios del próximo 25 de enero en Grecia, las encuestas dan como favorito al partido SYRIZA liderado por Alexis Tsipras. Para Rosa Duce, “el nuevo gobierno tiene varios retos por delante. El más importante es desbloquear el último tramo de ayuda y negociar el calendario de salida del rescate”. No obstante, añade Duce “creemos que la volatilidad derivada de las elecciones será baja, ya que Grecia cuenta en la actualidad con superávit primario y no debe efectuar ningún pago de deuda hasta junio”. Además, pese al miedo de los inversores, su líder Tsipras ha dicho que quiere mantener a Grecia en el euro.

Rusia, por su parte, cuenta con un escenario más negativo debido a su dependencia del precio del crudo. El gobierno ruso estima que el PIB podría retroceder hasta un -4% si el petróleo se mantiene por debajo de los 50 $/barril. “La intervención del banco central subiendo los tipos al 17% ha permitido una cierta estabilización en las últimas semanas, pero la evolución del crudo será clave para que la economía rusa evite el colapso”, añade Rosa Duce.

España: consolidación de la recuperación

En el caso de España, la recuperación económica se ha acelerado en 2014. Según Rosa Duce, “la demanda doméstica es ahora el motor del crecimiento. Asimismo, la estabilización de los precios inmobiliarios y  el descenso del desempleo confirman la tendencia positiva iniciada hace un año”. Por ello, los expertos de Deutsche Bank prevén un incremento del PIB del 1,9% para 2015 y del 1,8% en 2016.
“Las reformas estructurales y la reducción de los niveles de deuda del sector privado deberían permitir a la economía española volver a alcanzar niveles de crecimiento del 2% en 2018 y recuperar niveles de crecimiento potencial del 2,5% en la próxima década”, apunta Duce.

No obstante, “España sigue siendo muy sensible al entorno externo (mayor crecimiento en Europa) y a la continuación en las reformas estructurales. Por ello, no debemos caer en la complacencia y tenemos que seguir cimentando la recuperación con políticas de crecimiento”, sentencia Rosa Duce.

EEUU: liderando el crecimiento mundial

Los analistas de Deutsche Bank prevén que la economía de Estados Unidos crecerá un 3,5% este año apoyada en los buenos datos de consumo y la fortaleza del empleo. Según Rosa Duce, “EEUU ha sido capaz de poner en marcha reformas clave para su economía, lo que le va a permitir liderar el crecimiento mundial. De hecho, la tasa de paro podría alcanzar niveles por debajo de los considerados como equilibrio a finales de este ejercicio”.

De acuerdo con las previsiones de la entidad, los bancos centrales seguirán teniendo un papel crucial en esta nueva fase expansiva del ciclo debido a la fragilidad de la recuperación. En el caso de la FED, Rosa Duce cree que “podría subir los tipos en 50 puntos básicos en 2015, aunque la primera subida puede retrasarse hasta final de año por los bajos niveles de inflación”.

Emergentes: crecimiento en transición

En el caso de los emergentes, la posible subida de tipos de la FED puede generar una reacción negativa, al ser estos activos los más beneficiados por las inyecciones masivas de liquidez de la Reserva Federal. Para la economista jefe del banco, “los emergentes están hoy mucho mejor que en otros episodios de crisis, ya que cuentan con una menor dependencia de la financiación en deuda externa y un mayor volumen de reservas con divisas con plena libertad de flotación”, señala Rosa Duce.
China, por su parte, afrontaría un año 2015 con un crecimiento más bajo, pero consistente con el empeño del nuevo gobierno de potenciar un modelo de crecimiento basado en el consumo doméstico. Para ello, está realizando importantes reformas estructurales que permitirán al país un crecimiento más sostenible a medio plazo.

ESTRATEGIA DE INVERSIÓN
 
Tomando como referencia este escenario, Diego Jiménez-Albarracín, Responsable de Renta Variable del Centro de Inversiones de Deutsche Bank, ha presentado la estrategia de inversión prevista para los próximos meses.

Según Jiménez-Albarracín, “este año apostamos por la renta variable como activo principal de las carteras. Los buenos datos de crecimiento previstos para este ejercicio deberían elevar el potencial de subida en los beneficios de las empresas”. Sin embargo, apunta que los primeros meses del año pueden estar sujetos a volatilidad por tres motivos: las elecciones en Grecia, el precio del petróleo y las implicaciones para Rusia y las medidas adoptadas por el BCE.

Dentro de la renta variable, Deutsche Bank apuesta por los países desarrollados. Los sólidos fundamentales en Estados Unidos y la fortaleza del dólar permitirán ofrecer atractivas rentabilidades en la bolsa americana. “Wall Street está en máximos históricos y se mantienen las entradas de flujos en este mercado, lo que se traduce en buenas oportunidades para tomar posiciones durante este ejercicio”. Europa, por su parte, puede verse afectada por algunos factores políticos. No obstante, explica Jiménez-Albarracín, “vemos recorrido en algunos índices europeos como la bolsa alemana o española si, como esperamos, el BCE inicia las compras de deuda pública”.

En el caso de la renta fija, “vemos escasas oportunidades en el universo Investment Grade, y mucho riesgo en High Yield, donde los spread son muy estrechos. Ha mejorado ligeramente el apetito por los bonos emergentes, donde la rentabilidad ofrecida es más alta que en otros activos de renta fija, principalmente por la mejora de los fundamentales y el potencial alcista de sus divisas frente al euro”, explica Diego Jiménez-Albarracín.
Además, Jiménez-Albarracín asegura que es momento para una estrategia de ‘stock picking’ y seleccionar uno a uno los valores en los que se invierte, especialmente en España y el resto de Europa. Para inversores con mayor capacidad de asumir riesgos, esta inversión se puede hacer de forma directa, y para ello la entidad ofrece 5 carteras de acciones diferenciadas. No obstante, una posibilidad de acceder a la renta variable con un menor riesgo para el inversor particular es hacerlo a través de fondos de inversión. “Hacer esta selección de forma individual puede conllevar mayores riesgos, los fondos de inversión cuentan con profesionales que han probado rentabilidades a los largo de los años, por lo que se supone una mejor opción para el inversor particular”.

Cartera modelo para un perfil de inversión moderado (3 de 5)

Cartera modelo para un perfil de inversión mdoerado

Cartera modelo para un perfil de inversión mdoerado



Ver todas las noticias

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continua navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra politica de cookies.
Footer Navigation:
Actualizado a: 13.3.2017
Copyright © 2019 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española