2015

29 de octubre de 2015

Deutsche Bank anuncia los detalles de la Estrategia 2020

Objetivos: 

Reducción de costes:

  • Costes ajustados* por debajo de 22.000 millones de Euros en 2018

  • Ahorro bruto por importe 3.800 millones de Euros hasta 2018, tras reestructuración, con unos gastos asociados de 3.000-3.500 millones de Euros, de los cuales 2/3 se invertirán en 2016

  • Ratio de costes sobre ingresos del 70% en 2018 y del 65% en 2020

  • Salida de 10 países

Fortaleza de capital:

  • Reducción de apalancamiento de unos 170.000 millones de Euros y reducción de los activos ponderados por riesgo antes de la inflación regulatoria de unos 90.000 millones de euros para 2018

  • Prevista suspensión del dividendo para acciones ordinarias el año 2015 y 2016

  • Alcanzar un ratio de capital regulatorio Tier 1 de, por lo menos, el 12,5% al final de 2018

  • Obtener una ratio de apalancamiento de al menos el 4,5% para el final del 2018 y del 5% al final de 2020

 

Rendimiento para los accionistas:

  • Rendimiento, después de impuestos, sobre tangible equity superior al 10% para 2018

(*) Total de gastos financieros excluyendo reestructuración , litigios, deterioro del fondo de comercio, otros intangibles y beneficios y reclamaciones por parte de asegurados

 

Deutsche Bank ha anunciado hoy los detalles de la ejecución de su plan estratégico, conocido como Estrategia 2020, incluyendo los objetivos estratégicos del banco; cambios estratégicos en las divisiones de negocio, infraestructura y regiones y la información de los objetivos de la actividad de la entidad para 2018 y 2020.

John Cryan, co-consejero delegado, ha explicado: “en abril anunciamos la Estrategia 2020. Desde mi incorporación al Consejo de Administración en julio, he estado trabajando junto con mis compañeros para diseñar un plan que dote de estabilidad al banco y dar la vuelta a su rendimiento a largo plazo. Ahora es el momento de poner en marcha nuestros planes para construir un Deutsche Bank mejor”.

“Tenemos cuatro objetivos estratégicos. En primer lugar, ser un banco más sencillo y eficiente centrado en los mercados, productos y clientes en los que nuestra posición nos facilitará el éxito, con el objetivo de lograr mayor satisfacción de cliente y menores costes. En segundo lugar, convertirnos en un banco con menor riesgo, mediante la modernización de nuestra tecnología obsoleta y fragmentada y dejando atrás todas aquellas relaciones y regiones de riesgo. En tercer lugar, estar mejor capitalizados, para evitar cualquier problema regulatorio y cumplir con las expectativas del mercado. Finalmente, queremos dirigir Deutsche Bank con mayor disciplina, basado en la delegación de tareas, responsabilidad individual y un sistema de retribución basado en el buen trabajo y la conducta ejemplar”, expone Cryan.

“Por desgracia, esto significa tener que cerrar algunas de nuestras oficinas y países en los que estamos presentes, y reducir plantilla en nuestro front office y personal de infraestructuras. No es una tarea fácil y no lo haremos a la ligera. Prometo que dedicaremos todos nuestros esfuerzos para llevar a cabo este proceso de la mejor manera posible, avanzando junto con los representantes de nuestros trabajadores”, ha explicado Cryan.

Por su parte, Jürgen Fitschen, co-consejero delegado, ha explicado que”la red de países de Deutsche Bank es una de las mejores credenciales del banco para sus clientes. Esa red, de todas formas, nunca ha sido estática. Nos hemos adaptado con el paso del tiempo. En algunas ocasiones expandiendo el número de países en los que operábamos y, en otras ocasiones, consolidando nuestra presencia. En ambos escenarios, nuestro compromiso siempre ha sido el mismo: servir a nuestros clientes en todo el mundo como el banco global de Alemania”.

Objetivos Estratégicos

Convertir Deutsche Bank en un banco más sencillo y eficiente

El banco ha anunciado una serie de medidas para reducir la complejidad y los costes. Como parte de la ejecución de la Estrategia 2020, el banco tiene como objetivos:

  • Cerrar las operaciones ‘onshore’ en 10 países: Argentina, Chile, México, Perú, Uruguay, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Malta y Nueva Zelanda; desplazar las actividades de trading de Brasil a los hubs globales y regionales; centralización  de algunos hubs globales y regionales como parte de la nueva estructura de Global Markets y Corporate & Investment Banking.

  • Reducción de la plantilla en 9.000 puestos a tiempo completo, además de la reducción de 6.000 posiciones externas del área de infraestructuras de la división de Global Technology & Operations.

  • Reducir aproximadamente el 50% del número de clientes de Global Markets y Corporate & Investment Banking, especialmente en aquellos países de mayor riesgo operativo, teniendo en cuenta que el 30% de los clientes de estas divisiones generan el 80% de los ingresos.

  • Modernizar la arquitectura tecnológica de la entidad, incluyendo la reducción de sistemas operativos obsoletos y fragmentados y reemplazando hardware y software que esté llegando al final de su vida útil.

  • Eliminar aproximadamente 90 entidades legales.

Impacto: Las medidas para ajustar los costes tienen por objetivo producir un ahorro bruto por importe de 3.800 millones de euros, con unos costes de reestructuración de aproximadamente 3.000-3.500 millones de euros. Asimismo, el banco tiene previsto desinvertir en activos por importe de 4.000 millones de euros con 20.000 puestos a tiempo completo en los próximos 24 meses. Teniendo en cuenta la inflación, el incremento del gasto regulatorio, la amortización de software y las inversiones para el crecimiento del negocio, el banco tiene como objetivo tener unos costes ajustados* por debajo de los 22.000 millones de euros en 2018.

Reducir el perfil de riesgo del banco

El banco ha anunciado una serie de medidas con el objetivo de reducir el perfil de riesgo de la entidad. Como parte de la ejecución de la Estrategia 2020, el banco tiene por objetivos:

  • Priorizar las inversiones en Know-Your-Client (KYC) y la infraestructura contra el blanqueo de capitales

  • Llevar a cabo una profunda revisión de los riesgos en ciertos clientes y países, con la posibilidad de eliminar nuestra presencia en aquellos lugares con riesgos inaceptables.

Estar mejor capitalizado

El banco ha anunciado una serie de medidas con el objetivo de mejorar significativamente la estructura de capital de forma orgánica, es decir, sin levantar capital adicional de sus accionistas. El banco tiene por objetivos:

  • Reducir los activos ponderados por riesgo (RWAs) en unos 90.000 millones de euros hasta los 320.000 millones de euros, antes de inflación, debido a las modificaciones regulatorias, hasta 2018. Se prevé compensar el coste de la inflación relacionada con la regulación de los activos ponderados por riesgo en aproximadamente 100.000 millones de euros en 2020.

  • Reducir la exposición neta CRD4 de apalancamiento en aproximadamente 170.000 millones de euros para 2018.

  • Conservar capital mediante la suspensión del dividendo para los años fiscales 2015 y 2016, aunque se espera poder volver a un ratio payout competitivo en para el año fiscal 2017.

  • Reducir materialmente Non Core Operations Unit para el año 2016

Impacto: el banco tiene como objetivo aumentar la ratio de capital regulatorio Tier 1 (CET1) del 11,5% del tercer trimestre de 2015 hasta el 12,5% al cierre del año 2018, y  elevar la ratio de apalancamiento desde el 3,6% actual por lo menos al 4,5% a cierre de 2018 y al menos al 5% a cierre de 2020. La entidad también pretende reducir los activos ponderados por riesgo hasta los 310.000 millones de euros en 2020, antes de la inflación regulatoria, que el banco cree que será de 100.000 millones de euros en ese periodo. La entidad también tiene intención de reducir materialmente la Non Core Operations Unit, lo que influirá en CET1 y tendrá un impacto negativo en la cuenta de pérdidas y ganancias de entre 1.000 y 2.000 millones de euros.

Incrementar la disciplina y la responsabilidad

Como parte de la Estrategia 2020, el banco tiene como objetivo reducir algunas estructuras organizativas que generan complejidad, incrementar los niveles de  responsabilidad individual y reducir su dependencia de los comités. Como parte de la Estrategia 2020, el banco:

  • Ha puesto en marcha un  único equipo directivo, con total responsabilidad y con representación de todas las divisiones de negocio.

  • Ha anunciado la eliminación del Comité Ejecutivo del Grupo

  • Ha anunciado una reducción del la estructura de comités del Consejo de Administración, pasando de 16 a 6.

  • Va a redefinir su sistema de retribución con el objetivo de alinear la compensación de forma más cercana al rendimiento y conducta.

 

Para más información puedes acceder a la nota de prensa completa en inglés



Ver todas las noticias

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continua navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra politica de cookies.
Footer Navigation:
Actualizado a: 28.7.2016
Copyright © 2019 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española