2017

18 de julio de 2017

Por qué invertir en un fondo de inversión flexible

En un contexto de tipos de interés bajos, los fondos de inversión han ganado atractivo y parte de los ahorros de los españoles se están destinando hacia estos productos. Según datos de Inverco, el patrimonio invertido en fondos nacionales e internacionales en España a cierre de junio de 2017 ascendió a 252.510 millones de euros, 1.806 millones más que el mes anterior. Ahora bien, ¿por qué un fondo de inversión flexible? Wolfgang Kania, responsable de Fondos de Inversión y Planes de Pensiones de Deutsche Bank España, da cuatro motivos sobre por qué elegir este tipo de fondos:


1. Cambian su estrategia en función del tono del mercado
Este es uno de los puntos fuertes de este tipo de fondos: a diferencia de los mixtos tradicionales, habitualmente no existe un porcentaje mínimo ni máximo de inversión en cada categoría de activo, por lo que pueden adaptarse mejor a los movimientos de los mercados. Así, el equipo gestor puede ajustar mucho mejor la distribución de la cartera a la situación del mercado, y utilizar todo tipo de activos para limitar la volatilidad del fondo según los objetivos de volatilidad que tenga marcados. “Estamos detectando mucho interés por parte de los inversores españoles en este tipo de fondos, porque existen estrategias que están ofreciendo ahora rentabilidades interesantes con limitada volatilidad, lo que supone una solución para los inversores de perfiles conservador y moderado que ya no pueden contar con los depósitos ni la renta fija más conservadora” comenta Kania.


2.  La flexibilidad de su cartera
Además de invertir en activos tradicionales como la renta fija o la renta variable, dependiendo de la política de inversión del fondo, su equipo gestor puede utilizar otro tipo de instrumentos como tesorería, divisas, materias primas, derivados… Esto les ofrece mucha más flexibilidad que los fondos de otras categorías y, por supuesto, que activos conservadores tradicionales como la inversión en renta fija o los depósitos. “En este tipo de fondos es muy importante la trayectoria y los resultados obtenidos por el equipo gestor a lo largo del tiempo, durante todo un ciclo económico”, explica Kania, quien añade que “la experiencia del equipo gestor y su conocimiento son la clave para confiar en un fondo flexible. Por ello es también importante que las entidades financieras ofrezcan una gama de fondos amplia, incluyendo fondos de terceros, puesto que es imposible que una sola entidad gestora, por buena que sea, cuente con los mejores equipos expertos en todas las categorías de fondos, en todos los activos y en todos los mercados”.


3. Son productos de gestión activa
Los equipos gestores de estos fondos, expertos en sus respectivas estrategias inversoras, se encargan de llevar a cabo una gestión muy activa de las carteras. “Son profesionales con dilatada experiencia, con un conocimiento muy profundo de la economía y los mercados”, apunta Wolfgang Kania. “Es mucho más efectivo confiar en un equipo experimentado de profesionales que intentar reaccionar, como particular, a los cambios que se producen en los mercados”.


4. Es el producto ideal en periodos de alta volatilidad o incertidumbre
El objetivo de este tipo de fondos es ayudar a los inversores a lograr sus objetivos financieros en cualquier entorno de mercado, también en periodos de alta volatilidad y tipos muy bajos cuando el objetivo principal debe ser la conservación del capital. “La gestión profesional de la cartera es aún más importante en un contexto como el actual. En los dos últimos años hemos visto algunos repuntes volatilidad en los mercados e importantes incertidumbres políticas, lo que hace todavía más difícil para un inversor particular con conocimientos medios acertar en su estrategia o no llevarse sustos en la bolsa”, explica Wolfgang Kania. Generalmente juega a favor del inversor también la combinación de varias de estas estrategias multiactivas, ya que la diversificación por estilos de gestión, clases de activos, sectores y regiones suele reducir de forma sensible el riesgo total de la cartera.

Fondos de inversión en Deutsche Bank

Deutsche Bank España apuesta por la arquitectura abierta desde 2001, dentro de su estrategia para ofrecer las soluciones de inversión más adecuadas para cada uno de sus clientes. El banco pone a disposición de todos sus clientes de banca minorista más de 1.000 fondos de 40 gestoras internacionales de prestigio. El banco cuenta con un volumen de fondos de 5.100 millones de euros, repartidos entre un 51% fondos de la propia gestora y un 49% de terceros. Esta estrategia le ha permitido crecer un 70% en volumen de fondos en los tres últimos años, con un aumento del 3% en los primeros seis meses del año.

Contar con arquitectura abierta permite a Deutsche Bank buscar la solución más adaptada a las necesidades de sus clientes. En 2016 y 2017, ha apostado por los fondos flexibles como respuesta a los inversores conservadores o moderados que ven difícil encontrar rentabilidad a sus ahorros en un entorno de bajos tipos de interés. Así, en 2017 ha lanzado dos fondos flexibles en exclusiva para España, junto con Nordea Asset Management y Flossbach von Storch, que tienen el objetivo de preservar a vencimiento el capital del inversor y ofrecer un dividendo anual del 3% (no garantizado). Los clientes del Deutsche Bank han suscrito, hasta junio de 2017, 250 millones de euros de volumen en ambos fondos.



Ver todas las noticias

Footer Navigation:
Actualizado a: 18.7.2017
Copyright © 2017 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española